MISCELÁNEAS
     Clasificación zoologica del conejo

CLASIFICACIÓN ZOOLÓGICA DEL CONEJO


Reino:  Animal

Subreino: Metazoos

Tipo: Cordados

Subtipo: Craneados

Clase:
Mamíferos

Subclase: Vivíparos 

Orden: Lagomorfos

Familia: Leporidae

Subfamilia: Leporinae

Género: Oryctolagus

Especie: Cuniculus
 



CARACTERISTICAS DE LOS CONEJOS
El conejo es un animal herbívoro, activo y de costumbres crepusculares. Su defensa como 
especie está en la ocultación y el mimetismo, la huída, el conocimiento del terreno y su elevada 
capacidad reproductiva. 

De él se pueden destacar características importantes como: el gran desarrollo de los pabellones 
auriculares, que son utilizados para mantener la temperatura corporal lo más estable posible; la 
cecotrofia con la que consigue aprovechar una parte de la dieta; y la capacidad, en la coneja, de 
una ovulación provocada que posibilita una elevada reproducción. 

La gestación dura de 31 a 32 días y los animales nacen sin pelo y sin vista. Los gazapos 
dependen totalmente de la leche materna durante los primeros 18 días de vida. La lactancia 
natural puede alargarse hasta seis semanas. 

El período de máxima actividad corresponde al crepúsculo y la noche. Es mínima durante el día. 
Los conejos presentan, salvo casos y estados excepcionales, la siguiente cadencia:


Reposo:
16 horas
Ingestión alimentos:
5 horas
Limpieza y cuidados:
2 horas
Movimientos:
1 hora

 

 

Un conejo adulto suele comer entre 130 y 260 gramos de pienso, realizando entre 21 y 36 tomas, 
aproximadamente de 6 a 9 gramos cada una. Bebe de 12 a 28 veces diarias, tomando un total 
entre 164 y 395 cc. de agua. 

Los conejos suelen vivir de 5 a 7 años, con unos máximos entre 10 y 15 años. Cabe diferenciar 
su longevidad natural con la de granja, sujeta a imperativos productivos, lo que reduce su vida 
notablemente. 

El conejo en cautividad (jaula) mantiene un equilibrio neuro-vegetativo. Es por ello que precisa 
de un medio tranquilo ara poder desarrollar su actividad productiva sin altibajos, e incluso para 
evitar desequilibrios que podrian conducirlos a la muerte.